Esculturas

Las pocas esculturas y pinturas escultóricas de Franco Porcasi, todos de la primera época, tienen el equilibrio evidente de la forma, el ritmo, la composición, la tensión dinámica, la seguridad de la modelación. En particular, la bailarina en su simplicidad formal y en el paso hacia arriba, es muy elegante. En cambio, el Apolo y Daphne tiene volúmenes reducidos, aunque en la metamorfosis incipiente.


  • Pensador, 1958
    Pensador

    1958, cartón, pegamento y témpera, h. 11 cm.

  • Autorretrato, 1960
    Autorretrato

    1960, arcilla, h. 23 cm.

  • Bailarina, 1962
    Bailarina

    1962, madera, h. 40 cm.

  • Apolo y Daphne, 1962
    Apolo y Daphne

    1962, madera, h. 35 cm.

  • Figura, 1962
    Figura

    1962, cartón, pegamento y cuero

  • Figura asentada, 1962
    Figura asentada

    1962, cartón, pegamento y cuero

  • Tablero de ajedrez, 1962
    Tablero de ajedrez

    1962, cartón, pegamento y cuero

  • Cabeza de Pasquale Castelluccio, 1964
    Cabeza de Pasquale Castelluccio

    1964, arcilla, h. 20 cm.

  • Navidad, 1972
    Navidad

    1972, escultura-pintura, 68x48 cm.

  • El beso de Judas, 1974
    El beso de Judas

    1974, escultura-pintura

  • Navidad, 1981
    Navidad

    1981, porcelana en relieve, 34x23 cm.